Instituto Bíblico

Iglesia Bautista Independiente Maranata, Santa Lucía, F.M. Honduras

El Desarrollo del Carácter Cristiano

 

Lección 5 – Los Resultados de la Sabiduría Humana

 

Se puede descargar las notas para esta lección del menú la barra lateral a la izquierda. Las notas están en formato PDF. Se puede imprimir las notas directamente del archivo.

La transcripción del video se encuentra abajo.

Un día un padre muy trabajador habló a su hijo de como ocho años diciendo algo como esto. “Hijo, mañana no tengo que trabajar y pensaba que podríamos ir a pescar. ¿Qué piensas?” El hijo, muy emocionado, dijo que le gustaría. “OK”, respondió el padre, “Vamos a salir temprano y estar afuera por todo el día. Recoge todo lo que necesitas y estés listo para salir temprano. El hijo recogió todo lo necesario, y casi no pudo dormir esa noche por estar tan emocionado. En la mañana se levantó temprano y se alistó.

El padre se despertó temprano también por el sonido del teléfono. Un compañero de trabajo llamó diciendo que una persona le faltaba en el trabajo y pidiendo si el padre pudo venir. Sin pensar en su hijo, dijo que sí, se alistó, y salió sin decir algo a su hijo, quien ya estaba listo para pescar.

El hijo lo esperaba todo el día, pero el padre no volvió hasta muy tarde. Cuando el padre regresó, el hijo ya estaba en su cuarto y no quería hablar con nadie. Su madre explicó al padre lo que había pasado. Al saber esto, el padre fue al cuarto de su hijo para hablar con él.

En lugar de ver blancos, o líneas en tus notas en la primera página de tus notas, ya ves que tenemos un gráfico como usamos en lección 4, con cuadrados que debes llenar. Como antes, llenaremos estos cuadrados en orden desde la esquina superior izquierda hasta la esquina inferior derecha. Llenaremos la fila superior de cuadrados de izquierda a derecha y luego la siguiente fila hasta llegar al final de la página. Ya que sabes cómo llenar un gráfico como esto, no voy a pasar tanto tiempo explicándolo.

Cuando el padre habló a su hijo, trató de defender o racionalizar sus acciones, explicando que tenía que ir a trabajar porque no había otra persona que pudo hacerlo. Como dije en la lección previa si tratamos de explicar nuestro punto de vista, pensando que la otra persona no discernió correctamente nuestros motivos, intenciones, o actitudes, todavía es un intento de defendernos.

Lo que el padre no veía fue que había herido el espíritu de su hijo porque hizo la promesa de ir a pescar y luego la quebró. Vamos a ver más adelante qué fue la cosa que más ofendió al hijo. Ya que el hijo se sentía ofendido, no quería comunicarse con su padre. Si eres padre déjame darte una advertencia. Si sus hijos de repente pierden el deseo de comunicarse contigo, es posible que les hayas ofendido por tus acciones. Si les hayas ofendido, es muy importante que descubras la causa y pidas perdón lo antes posible. Vamos a ver qué puede pasar si no pides perdón.

El conflicto que vemos aquí es la raíz de amargura que puede brotar si una persona es ofendida por otra y no decide perdonarle.

Hebreos 12:15
Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados;

Rápidamente, lo que se debe escribir en la primera fila de cuadrados es lo siguiente: para Acciones de los Padres – Justifican; para Acciones del Hijo – No comunica; para Conflictos – Raíz de amargura; y para Escritura – Hebreos 12:15.

Los padres saben que algo es diferente con su hijo. Parece que no tiene gratitud por todo lo que ellos hacen por él. Para enfatizar la necesidad de gratitud, los padres tratan de mostrarle su falta de gratitud por comparar la diferencia entre todas las comodidades que tiene ahora que no tenían cuando eran jóvenes. Se oye frecuentemente la frase, “Cuando teníamos tu edad no tuvimos, o no pudimos, etc.”

El conflicto es que ya no hay lo que la Biblia llama afecto fraternal como antes. El hijo ya no se preocupa por sus padres. Actúa como si no los ama. Ya no tiene interés en ellos.

2 Timoteo 3:1-3
También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores . . .

Cuando vemos eso en los jóvenes estamos tentados a creer que es una señal de los tiempos en que vivimos, que no hay nada que podemos hacer para cambiarlo. Solo es una señal de los tiempos porque hemos olvidado cómo reconocer cuando hemos ofendido a alguien y cómo pedir perdón. No caigas en la trampa de creer que no hay nada que puedes hacer. Eso sí puede cambiar, si estamos dispuestos de humillarnos y pedir perdón cuando ofendemos a otras personas.

Lo que se debe escribir en la segunda fila de cuadrados es lo siguiente: para Acciones de los Padres – Comparan; para Acciones del Hijo – No gratitud; para Conflictos – Sin afecto natural; y para Escritura – 2 Timoteo 3:1-3.

Ya que el hijo no tiene afecto natural hacia sus padres, no tiene ningún deseo de obedecerlos. Por eso sus padres siempre lo regañan porque no quiere hacer lo que hacía antes. Pero él parece más y más obstinado. De hecho, he visto hoy en día a algunos jóvenes que piensan que tienen el derecho de desobedecer a sus padres porque, en la mente de los jóvenes, sus padres han perdido en derecho de ser sus autoridades. No hay ningún lugar en la Palabra de Dios que diga que las autoridades pierdan su derecho de ser autoridad si andan en error. Mas bien, la Biblia nos enseña cómo podemos mostrar una actitud de obediencia aun cuando la autoridad anda en error. Vamos a estudiar eso en detalle más adelante. Es el joven que anda en error si piensa que puede rechazar a sus autoridades.

Efesios 6:1-3
Hijos, obedeced en el Señor a vuestros padres, porque esto es justo. Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa; para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra.

Colosenses 3:20
Hijos, obedeced a vuestros padres en todo, porque esto agrada al Señor.

Vamos a llenar la tercera fila de cuadrados con lo siguiente: para Acciones de los Padres – Regañan; para Acciones del Hijo – Obstinado; para Conflictos – Rechazo de la autoridad; y para Escritura – 2 Efesios 6:1-3 y Colosenses 3:20.

Ya que su hijo es obstinado, los padres piensan que deben limitarlo para su propio bien. Entonces añaden reglas como, “Debes estar en la casa antes de las 9:00pm” y otras reglas. El hijo se rebela contra estas reglas nuevas. Su enfoque es sobre ellos, pero en una manera negativa. Dice cosas como, “No quiero ser semejante a mi padre.” El problema es que la palabra “semejante” es un término de comparación. Lo más que se enfoca en lo que no le gusta de su padre, lo más que va a llegar a ser exactamente como él. Tal vez no hará las mismas cosas que hace su padre, pero tendrá las mismas actitudes y los mismos motivos equivocados. Porque ha rechazado la autoridad de sus padres, quiere hacerse su propia autoridad. Tiene una actitud similar a lo que vemos en Satanás en . . .

Isaías 14:12-14
¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas a las naciones. Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte; sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo.

En la cuarta fila de cuadrados está escrito lo siguiente: para Acciones de los Padres – Limitan; para Acciones del Hijo – Rebeldía; para Conflictos – Ser su propia autoridad; y para Escritura – Isaías 14:12-14.

Porque parece que su hijo no obedece todas las limitaciones que sus padres han puesto sobre él, piensan que es tiempo de investigarlo, para que sepan por seguro si anda con malas personas o no. Entonces cuando la madre pone la ropa limpia en el cuarto del hijo y ve que no está ahí, toma un minuto extra para investigar si tiene algo que no debe tener como revistas, fotos, drogas, o lo que sea. Al encontrar algo que el hijo no debe tener, lo confrontan con la evidencia. Aunque lo investigan para evitar que tenga amistades inapropiadas, su hijo está motivado por sus acciones a buscar tales amistades. En realidad, su hijo está buscando compatibilidad en su rebeldía.

Proverbios 13:20
El que anda con sabios, sabio será; Mas el que se junta con necios será quebrantado.

Lo que la Palabra de Dios dice de estos amigos es que son necios e insensatos. Aborrecen la sabiduría, y no toman placer en la inteligencia. Menosprecian a las autoridades. Para ellos es una diversión hacer la maldad, y una abominación apartarse del mal. Toman placer en descubrir su corazón. Los padres piensan correctamente que su hijo no debe andar con ellos, pero toman pasos equivocados para prevenirlo.

Vamos a llenar la quinta fila de cuadrados. Para Acciones de los Padres queremos poner Investigan; para Acciones del Hijo – Amistades Inapropiadas; para Conflictos – Compatibilidad en la rebeldía; y para Escritura – Proverbios 13:20.

Ahora, los padres sienten que tienen pocas opciones. Pueden tolerar y sancionar lo que hace su hijo, o pueden demandar que salga de la casa. Me acuerdo de lo que una madre que era cristiana me dijo al mencionar que su hija no andaba de acuerdo con sus normas de vestimento. Me dijo, “Por lo menos ella está contenta vivir en la casa con nosotros. Conozco padres cuyas hijas les han dejado porque no andaban de acuerdo con sus padres. No quiero que ella se vaya.”

El hijo se ha metido en la sensualidad y defiende sus acciones a sus padres diciendo cosas como, “No veo qué hay de malo en este acto o hábito.” Ya busca la satisfacción sensual, ignorando las advertencias de la Palabra de Dios.

1 Juan 2:15-17
No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo. Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.

En la sexta fila de cuadrados, vamos a escribir lo siguiente. Para Acciones de los Padres – Toleran y Sancionan; para Acciones del Hijo – Defensa de la sensualidad; para Conflictos – Satisfacción sensual; y para Escritura – 1 Juan 2:15-17.

Ahora los padres se defienden diciendo cosas como, “Hicimos lo mejor que pudimos. No sabemos por qué nuestro hijo quiere andar en las cosas que hace. No lo entrenamos así.” El hijo hace lo opuesto. Él condena a otros. Hace eso porque reconoce algo de su propia culpabilidad. La persona que siente su culpabilidad, pero no quiere tratar con ella, querrá defenderse y acusar a otros. Pero mira lo que Dios dice acerca de los que quieren echarles la culpa a otros.

Romanos 2:1-3
Por lo cual eres inexcusable, oh hombre, quienquiera que seas tú que juzgas; pues en lo que juzgas a otro, te condenas a ti mismo; porque tú que juzgas haces lo mismo. Mas sabemos que el juicio de Dios contra los que practican tales cosas es según verdad. ¿Y piensas esto, oh hombre, tú que juzgas a los que tal hacen, y haces lo mismo, que tú escaparás del juicio de Dios?

Lo que se debe escribir en la séptima fila de cuadrados es lo siguiente: para Acciones de los Padres – Se defienden; para Acciones del Hijo – Condena a otros; para Conflictos – Sentido de culpabilidad; y para Escritura – Romanos 2:1-3.

Ya hemos llegado a la última fila en este gráfico. Vamos a llenarlos rápidamente. Los padres sienten completamente frustrados. No saben qué pueden hacer para ayudar a su hijo. El hijo muestra sentimientos contradictorios. En un momento, él está feliz. El siguiente momento está muy triste. Puede que a sus padres no se da cuenta, pero su hijo está contemplando el suicidio.

Proverbios 14:12 y 13
Hay camino que al hombre le parece derecho; Pero su fin es camino de muerte. Aun en la risa tendrá dolor el corazón; Y el término de la alegría es congoja.

Vamos a escribir lo siguiente en la última fila de cuadrados: para Acciones de los Padres – (Frustrados); para Acciones del Hijo – Alegría / Congoja; para Conflictos – Contempla suicidio; y para Escritura – Proverbios 14:12 y 13.

Quiero terminar esta historia, entonces vamos a continuar con la segunda página de esta lección, comparando la sabiduría de Dios con la de este mundo.

En cualquier momento durante el proceso que vimos en la página anterior, el padre podría haber acudido a su hijo y le podría pedido perdón a su hijo por la ofensa que más le había dañado. Su ofensa mayor no fue que se olvidó de su hijo.

¿Qué fue su ofensa mayor? El padre amaba su trabajo más que a su hijo. La reacción del padre a la llamada mostró su falta de amor hacia su hijo y sus prioridades.

Vimos que el hijo llegó hasta el punto de considerar el suicido. Se dice que no solo hay un tipo de suicido, sino cuatro. ¿Cuáles son?

Mental—drogas, falsas filosofías

Moral—entrega a la sensualidad

Espiritual—falsas doctrinas, falsas religiones, ocultismo

Físico—la muerte

En la última parte de la segunda página he añadido algunas notas finales acerca de la sabiduría de Dios. Asegúrate de leer esa sección porque tengo tarea basada en lo que está escrita ahí. La tarea se llama Ensayo para Lección 5, y es para los alumnos que buscan el bachillerato o la licenciatura. Quiero que me des tu opinión sobre la siguiente aclaración. “La sabiduría de Dios no nos da ‘el punto de vista del pájaro’ de lo que Dios está haciendo en nuestras vidas.” ¿Estás de acuerdo con esa aclaración o no? ¿Por qué? Tu respuesta debe ser entre cien y doscientos palabras. Recibirás un grado por lo que haces de acuerdo con la rúbrica de tarea que se encuentra en la misma página.

Como siempre, vamos a cerrar esta clase con una palabra de oración. Oremos. Padre, te damos gracias por permitirnos ver otro cuento que muestra la diferencia entre Tu sabiduría y la de este mundo. Señor, queremos entender Tu Palabra y aplicarla a nuestras vidas. Ayúdanos a entender lo que estudiamos hoy para que nos utilices para ayudar a otros. Todo lo pido en el nombre de Cristo. Amen.

No hay una Discusión del Grupo para esta lección, pero asegúrate de leer la sección llamada Tarea para Lección 5. Tu tarea depende del título académico que buscas: certificado, bachillerato, o licenciatura.

Dios te bendiga.