Instituto Bíblico

Iglesia Bautista Independiente Maranata, Santa Lucía, F.M. Honduras

Costumbres y Cultura Judaica

Lección 1 – El Día y La Semana

Se puede descargar las notas para esta lección aquí. Se puede imprimir las notas directamente del archivo.

La transcripción del video se encuentra abajo. Las palabras y frases subrayadas abajo se deben escribir en los blancos o las líneas en las notas.

El propósito de este curso es explicar las costumbres de los judíos y la cultura judaica para que interpretemos la Biblia correctamente. Por eso, no vamos a tratar con todos los aspectos de la cultura judaica. Vamos a limitarnos a aquellas cosas que nos ayudarán a entender mejor la Biblia.

Entre las reglas de la hermenéutica o lo que llamamos interpretación Bíblica, hay una regla que dice que debemos interpretar la Biblia de acuerdo con la cultura y el idioma de los que la escribieron. Ya que muchos libros de la Biblia fueron escritos por los judíos, es importante conocer su cultura, su idioma, y su manera de ser.

Empecemos nuestro estudio con el significado del tiempo en la mente judaica.

Para los judíos y de acuerdo con la Palabra de Dios, el día comienza cuando cae el sol, como a las seis de la tarde. Nosotros, como gentiles, no pensamos lo mismo. Para nosotros el día comienza a la medianoche.

Vamos a ver algunos ejemplos de la diferencia entre la mente del judío y la del gentil. Lo que llamamos domingo por la noche es lunes para el judío. En tus notas yo tengo escrito que es lunes por la mañana para el judío. Si me haces el favor de marcar, tachar, o quitar la frase, “por la mañana,” creo que sería mejor.

Espero que esta imagen te ayude a entender la diferencia mejor.

El judío piensa que el día empieza como a las seis de tarde. Hay doce horas de noche, hasta las seis de la mañana, y doce horas de día, hasta las seis de la noche. Nosotros como gentiles hemos confundido el asunto. Tenemos seis horas de noche, que empieza a la medianoche y termina a las seis de la mañana. Luego tenemos doce horas de día que terminan a las seis de la tarde y seis horas de noche antes que venga el próximo día. Andamos seis horas atrasados de los judíos y de lo que Dios dice.

Estamos hablando de la diferencia entre cómo piensa el judío y el gentil acerca del día. Hemos notado un ejemplo de la diferencia. Otro ejemplo es lo que Dios dice acerca de la creación del mundo en Génesis capítulos 1 y 2. Vamos a pasar la mayoría del tiempo que nos queda en Génesis capítulo 1. Dice la Palabra de Dios empezando en Génesis 1:1 lo siguiente.

En el principio creó Dios los cielos y la tierra. Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas. Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz. Y vio Dios que la luz era buena; y separó Dios la luz de las tinieblas. Y llamó Dios a la luz Día, y a las tinieblas llamó Noche. Y fue la tarde y la mañana un día.

Estos versículos hablan acerca del primer día de la creación. Antes de este tiempo, no existía día o noche. Este fue el primer día. Como todo judío sabe muy bien, el primer día de la semana es el domingo. Entonces, fue el domingo cuando Dios creó la luz y la separó de la noche.

Nota también que solo había las tinieblas en el principio, en el versículo 2. La luz sigue en el versículo 3. Luego Dios separa la luz de las tinieblas y llama a las tinieblas noche. En el versículo 5 leemos, “Y fue la tarde y la mañana un día.” Entonces Dios pone la tarde antes de la mañana que significa que la noche procede a la mañana.

Vamos a seguir leyendo en el versículo 8.

Y llamó Dios a la expansión Cielos. Y fue la tarde y la mañana el día segundo.

El día segundo es el lunes. Nota que he subrayado la palabra, lunes, para que la escribas en tus notas.

Seguimos leyendo en el versículo 13.

Y fue la tarde y la mañana el día tercero.

El día tercero es el martes. También escriba esta palabra en tus notas.

Vamos a seguir leyendo en el versículo 14.

Dijo luego Dios: Haya lumbreras en la expansión de los cielos para separar el día de la noche; y sirvan de señales para las estaciones, para días y años, y sean por lumbreras en la expansión de los cielos para alumbrar sobre la tierra. Y fue así. E hizo Dios las dos grandes lumbreras; la lumbrera mayor para que señorease en el día, y la lumbrera menor para que señorease en la noche; hizo también las estrellas. Y las puso Dios en la expansión de los cielos para alumbrar sobre la tierra, y para señorear en el día y en la noche, y para separar la luz de las tinieblas. Y vio Dios que era bueno. Y fue la tarde y la mañana el día cuarto.

El día cuarto es el miércoles. Nota lo que dice Dios acerca de los propósitos para el sol y la luna en estos versículos. Son para señalar las estaciones – la primavera, el verano, el otoño, y el invierno. También son para días. La luna y el sol nos muestran un día. La luna primero y luego el sol.

En Israel y otras naciones acerca de la línea ecuatorial, hay 12 horas de luz natural y 12 horas de noche. Pero otros lugares tienen más horas de luz y menos de noche, o viceversa, dependiendo de la estación del año. En otros lugares, como la antártica, tienen seis meses de luz y seis de noche. Pero en Israel es más o menos doce y doce por todo el año. Cristo mencionó eso cuando Él mismo preguntó en Juan 11:9, “¿No tiene el día doce horas?

Quiero que notes también en los versículos 15 al 19 que Dios creó el día antes de crear el sol y la luna. El sol y la luna fueron creados en el cuarto día. Ya habían pasado tres días sin el sol o la luna. Dios no creó el sol y la luna primero para que pudieran formar el día. Por eso, no es correcto hablar de “mil años” antes de la creación. No hubo ni un día antes de la creación. El tiempo empezó el primer día de la creación. Entonces, el tiempo no existía antes de la creación. Ciertamente Dios existía porque Él es eterno. Y cuando llega el fin, el tiempo ya no existirá. Hablando de la Nueva Jerusalén, mira lo que dice Apocalipsis 21:25

Sus puertas nunca serán cerradas de día, pues allí no habrá noche.

Acuérdate que Dios separó la luz de las tinieblas y llamó a las tinieblas Noche el primer día de la creación. Antes no existía el tiempo porque no había ninguna manera de distinguir entre un día y otro día. Ya que no habrá noche en la Nueva Jerusalén, no habrá manera de distinguir entre un día y otro día. Es decir, ya no habrá tiempo.

Vamos a seguir con nuestro estudio de los días de la primera semana. Leamos Génesis 1:23.

Y fue la tarde y la mañana el día quinto.

Ahora estamos en el quinto día que es el jueves. Nota que esta palabra está subrayada y que debes escribirla en tus notas.

Génesis 1:31
Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera. Y fue la tarde y la mañana el día sexto.

El sexto día es el viernes.

Génesis 2:1-3
Fueron, pues, acabados los cielos y la tierra, y todo el ejército de ellos. Y acabó Dios en el día séptimo la obra que hizo; y reposó el día séptimo de toda la obra que hizo. Y bendijo Dios al día séptimo, y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación.

¿Cuándo empieza el día de reposo para los judíos? Empieza al principio de sábado. Los gentiles dirían que el día de reposo empieza el viernes, como a las seis de la noche, pero para el judío es el sábado.  Para el judío, ese día comienza con un servicio de adoración a Dios.

Rápidamente, vamos a hablar acerca de la semana y la diferencia entre el pensamiento del gentil y del judío. ¿Qué piensa el gentil de la semana? Pues, antes de ser salvo, piensa que la semana comienza el lunes a la medianoche. Se considera que el sábado y el domingo es el fin de la semana, un tiempo para descansar y hacer lo que uno quiere.

Después de ser salvo, el gentil entiende que el domingo es el primer día de la semana.

1 Corintios 16:2
Cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga aparte algo, según haya prosperado, guardándolo, para que cuando yo llegue no se recojan entonces ofrendas.

El primer día de la semana, el domingo, fue el día en que se reunieron los miembros de la iglesia.

También se da cuenta que su calendario comienza con el domingo y termina el sábado.

¿Qué piensa el judío de la semana? Piensa que la semana comienza a las seis de la noche el sábado. La semana tiene siete días, pero no los mismos días que piensa el gentil. El gentil piensa que comienza a medianoche el domingo. El judío piensa que comienza seis horas antes de lo que dice el gentil.

Vamos a cerrar esta clase con una palabra de oración. Oremos. Padre Celestial, te damos gracias por ayudarnos entender lo que el judío piensa del día y de la semana. Señor, ayúdanos recordar lo que hemos estudiado, especialmente cuando es necesario para entender Tu Palabra mejor. En el nombre de Cristo te lo pido. Amen.

No hay una Discusión del Grupo para esta lección, pero asegúrate de leer la sección llamada Tarea para Lección 1. Tu tarea depende del título académico que buscas: certificado, bachillerato, o licenciatura.

Dios te bendiga.